Domingo XXXII del Tiempo Ordinario (Ciclo B)

 Lectura del Santo Evangelio según san Marcos 12, 38-44

 

En aquel tiempo, enseñaba Jesús a la multitud y le decía: “¡Cuidado con los escribas! Les encanta pasearse con amplios ropajes y recibir reverencias en las calles; buscan los asientos de honor en las sinagogas y los primeros puestos en los banquetes; se echan sobre los bienes de las viudas haciendo ostentación de largos rezos. Éstos recibirán un castigo muy riguroso”.

En una ocasión Jesús estaba sentado frente a las alcancías del templo, mirando cómo la gente echaba allí sus monedas. Muchos ricos daban en abundancia. En esto, se acercó una viuda pobre y echó dos moneditas de muy poco valor. Llamando entonces a sus discípulos, Jesús les dijo: “Yo les aseguro que esa pobre viuda ha echado en la alcancía más que todos. Porque los demás han echado de lo que les sobraba; pero ésta, en su pobreza ha echado todo lo que tenía para vivir”.

 

=======

 

viuda generosa

 

Reto Trivia Vida de los Santos del mes de noviembre, cada día publicaré la vida de un santo y deberás de enviar tus respuestas del mes correspondiente al correo electrónico penriquegarcia@gmail.com del 1º  al 5 de cada mes.  Los resultados se publicaran el día 10 de cada mes.  ¿Aceptas el Reto de la Trivia de la Vida de los Santos? Para el mes de noviembre la trivia de la vida de los santos del #165 al #194. ¡ESPERO SUS RESPUESTAS!

 

El texto del Evangelio de hoy presenta un deslumbrante contraste. Por un lado, aparece la arrogancia de los escribas contra la cual previene Jesús a sus discípulos. A Jesús le  molesta la soberbia desmedida de los escribas, su insaciable vanidad así como su an­sia de honores. Visten de manera especial (amplios ropajes), distinta de los demás, y buscan las muestras de respeto (reverencias) de la gente en los lugares públicos (en las calles). Han utilizado su propia investidura religiosa para obtener un lugar privilegiado en medio de la población y han usado la Ley y sus enseñanzas para su conveniencia.

 

¿Cuántas veces hemos caído en este tipo de arrogancia y nos sentimos únicos o la crema innata de la Iglesia?

 

Lo más peligroso de esta actitud es que enmascara posturas de autoritarismo o intransigencia. “… buscan los asientos de honor en las sinagogas y los primeros puestos en los banquetes…”   Su obsesión por sobresalir, les hacía buscar los primeros puestos, ponerse por delante de los demás, ocupar un lugar destacado tanto en los ámbitos religiosos (en las sinago­gas) como en los civiles (en los banquetes).

 

Muchas personas creen que para ser “alguien” en la vida es necesario estar “arriba” o pasar por encima de los demás. Entienden el éxito como la capacidad de “ganar más”, de “llegar primero”, de “saber” o “poseer” más que los demás. Buscan ser “los primeros”. ¿Primeros para qué? Para sentirse más que los demás y no para servir. ¡Eso lleva a la perdición y frustración, al vacío y una vida llena de egoísmo!

 

Jesús propone lo contrario a sus discípulos: “el que quiera entre ustedes ser el primero, tiene que ser servidor de todos ” (10, 44), seguir su ejemplo: “porque tampoco el Hijo del hombre ha venido para ser servido, sino para servir” (10, 45). ¿Estamos educando a nuestros hijos y a las nuevas generaciones, a ser servidores de todos?  ¡Claro que no! ¿Por qué? Porque estamos buscando nuestra realización e identidad en el lugar equivocado. Eso solamente se encuentra en nuestra dignidad de Hijos amados de Dios.

 

“…«se echan sobre los bienes de las viudas haciendo ostentación de largos rezos. Éstos recibirán un castigo muy riguroso»…” Jesús denuncia su hipocresía y les echa en cara que se aprovechan de gente desamparada e indefensa. San Juan Pablo II denuncia este tipo de avaricia en los sistemas económicos macromundiales, dirigidos, especialmente, a enriquecer al más rico y a hacer más miserables a los pobres (ver Encíclica Sollicitudo rei socialis, 16c.) Nuestra sociedad y la macroeconomía están urgidas de moral y la presencia del Evangelio. Jesús nos invita a ser coherentes y no caer en la hipocresía. ¿Cuántas actitudes  explotadoras  tenemos contra los demás y estamos sentados en la iglesia, comulgando y dándonos golpes de pecho?

 

Frente a esta imagen de avaricia y vanidad, de hipocresía y abuso, Jesús nos presenta la imagen de la viuda que “echó dos moneditas de muy poco valor”. Jesús, el Maestro, resalta el “valor”: “dar lo que se tiene para vivir, no lo que se tiene de sobra”. La viuda expresa su amor incondicional a Dios y su absoluta confianza en Él. Ella da todo lo que tiene… Y aún le queda Dios. Los otros dan lo que les sobra y vuelven, sin embargo, vacíos a su casa. Ese es el contraste más significativo. Y la recompensa más grande.

 

La viuda es imagen del verdadero discípulo de Jesús: Llamado, en su pequeñez, a dar todo lo que tiene, a darse a sí mismo, abandonarse en las manos providentes de Dios.

 

Nuestra realización e identidad como discípulos de Cristo empieza desde nuestro bautismo al ser Hijos amados de Dios.

 

¿Revisemos nuestra actitud con los demás, es como la de los fariseos o  la de la viuda?

 

Reto Trivia Vida de los Santos del mes de noviembre. #175 

 

Nuestra santa de la trivia del día de hoy nació alrededor del siglo VI en el condado de Clare en Irlanda.  Es conocida como Sta. Gobnait pero además es conocida por otros dos nombres.

Según la tradición, la familia de nuestra santa siempre estaba peleando. Esto hizo que se escapara de casa para establecerse en Inis Oirr en las Islas Aran. Después de un tiempo, un ángel se le apareció a ella y le dijo que este no era su lugar de resurrección. Debía dirigirse tierra adentro para encontrar el lugar donde pasaría el resto de su vida. El ángel le dijo a nuestra santa que este lugar estaría marcado con la presencia de nueve venados blancos.

Nuestra santa partió en busca de los ciervos a lo largo de los condados de la costa sur. Su viaje ahora está marcado por iglesias y pozos sagrados que se le dedican a lo largo del camino.

Finalmente encontró la manada de ciervos en Ballyvourney, Condado de Cork, ahora conocida como St. Gobnet’s Wood.

Nuestra santa (Deborah, segundo nombre, recordemos que se le conoce por tres nombres)  pasaría el resto de su vida terrenal dedicada al servicio pastoral y al trabajo caritativo cristiano. Se cree que su hermano, San Abban, se unió a ella para ayudar a sentar las bases de un convento, colocando a nuestra santa como su abadesa, o madre superiora de la comunidad de mujeres religiosas. Ella también pasó gran parte de su tiempo cuidando a los enfermos.

Según el folclore y el simbolismo religioso celtas tempranos, el alma se separa del cuerpo en forma de abeja o mariposa. Por lo tanto, no es sorprendente que, dada su profunda fe cristiana y su creencia en la Resurrección, nuestra santa también se convirtió en una apicultora. Se dice que ella desarrolló una relación poderosa con las abejas y usaría su miel para tratar enfermedades y curar heridas. Ella se hizo conocida por sus milagros en las abejas de sus colmenas y usándolos para ahuyentar el mal. Algunas leyendas piadosas incluso afirman que las abejas se transformaron en soldados, y que sus colmenas se convirtieron en cascos.

Nuestra Santa es la santa patrona de las abejas y los apicultores. A menudo se la presenta rodeada de abejas o llevando un panal.

 

¡Lee la Biblia, confía en la misericordia de Dios y tu vida se transformará!

 

En Cristo y Santa María de Guadalupe

 

Padre Enrique García Elizalde

Anuncios

Un comentario en “Domingo XXXII del Tiempo Ordinario (Ciclo B)

  1. Araceli Jimenez dijo:

    Gracias por compartir el evangelio Dios lo bendiga donde quiera que se encuentre feliz día

    El sáb, nov 10, 2018 06:18 PM, Fr. Enrique Garcia escribió:

    > egarcia1975 posted: ” Lectura del Santo Evangelio según san Marcos 12, > 38-44 En aquel tiempo, enseñaba Jesús a la multitud y le decía: “¡Cuidado > con los escribas! Les encanta pasearse con amplios ropajes y recibir > reverencias en las calles; buscan los asientos de honor en” >

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s