Sábado XXX del Tiempo Ordinario

Evangelio según san Lucas 14, 1. 7-11

Un sábado, Jesús fue a comer en casa de uno de los jefes de los fariseos, y éstos estaban espiándolo. Mirando cómo los convidados escogían los primeros lugares, les dijo esta parábola:

“Cuando te inviten a un banquete de bodas, no te sientes en el lugar principal, no sea que haya algún otro invitado más importante que tú, y el que los invitó a los dos venga a decirte: ‘Déjale el lugar a éste’, y tengas que ir a ocupar, lleno de vergüenza, el último asiento. Por el contrario, cuando te inviten, ocupa el último lugar, para que, cuando venga el que te invitó, te diga: ‘Amigo, acércate a la cabecera’.

Entonces te verás honrado en presencia de todos los convidados. Porque el que se engrandece a sí mismo, será humillado; y el que se humilla, será engrandecido”.

 

===================

 

Reto Trivia Vida de los Santos del mes de noviembre, cada día publicaré la vida de un santo y deberás de enviar tus respuestas del mes correspondiente al correo electrónico penriquegarcia@gmail.com del 1º  al 5 de cada mes.  Los resultados se publicaran el día 10 de cada mes.  ¿Aceptas el Reto de la Trivia de la Vida de los Santos? Para el mes de noviembre la trivia de la vida de los santos del #165 al #194. ¡ESPERO SUS RESPUESTAS!

 

Pablo es informado en la cárcel de que muchos cristianos anuncian la Palabra de Dios (cf. Flp 1, 14ss). Algunos lo hacen por envidia y desacreditando al apóstol (vv. 15ª.17), pero esto le duele menos que lo que le alegra la predicación del Evangelio “el hecho de que se predique a Cristo me alegra y me seguirá alegrando”, que es lo que cuenta de verdad (v.18b). El Espíritu del Señor y la oración de los fieles de Filipos le sostienen y le confirman en la viva esperanza de que esas situaciones dolorosas no serán para él ocasión de decepción, sino de salvación (vv.19-20ª), ya que cree firmemente que Cristo recibirá gloria tanto en el caso de que él siga vivo y continúe la evangelización como si muere (v.20b).

 

¿Te da alegría oír y predicar la Palabra de Dios?

¿Cómo anuncias el mensaje de Dios a tu familia y a los que te rodean?

 

Por otra parte, Pablo considera la muerte como la ganancia suprema, “porque para mí, la vida es Cristo; y la muerte, una ganancia,” porque le introduce en la plena comunión con Cristo, que ya desde ahora es su vida (v.21; cf. Jn14). De ahí que el apóstol se sienta como tenso entre dos realidades que le atraen y motivan profundamente: el deseo de la unión total con Cristo, sólo posible después de la muerte, y la constatada necesidad de su presencia y de su palabra en las comunidades cristianas (vv.22-24). Si bien Pablo, por su parte, optaría por la primera posibilidad (v.23b), considera, sin embargo, más probable que se realice la segunda. La fe de los filipenses recibirá así un nuevo impulso y crecerá su alegría gracias a la presencia del amado apóstol, cuya visita será para los filipenses un motivo para gloriarse de la comunión que les ha sido dada en Cristo (vv.25ss).

 

Si hoy fuera el ultimo día de tu vida en este mundo ¿Estarías preparado para ir a la presencia de Dios?

 

La carta a los Filipenses es una de mis lecturas favoritas, los invito a que si tienen tiempo la lean porque les va a dar una gran fuerza espiritual para afrontar todos los problemas y dificultades (ver. Flp 4,13).

 

Jesús toma pie en la vida cotidiana, con las ocupaciones que la caracterizan y con los acontecimientos que marcan su curso, para hacer comprender unas verdades que abren, a quienes las acogen, los horizontes de la “vida nueva” de los hijos de Dios. Así ocurre cuando, habiendo sido invitado a casa de un jefe fariseo (cf. Lc 14,1), nota el afán que anima a los invitados por ocupar los primeros puestos (v.7).

 

El relato-parábola propuesto por Jesús (vv.8-10) es una enseñanza de buena educación, de respeto de las precedencias según la escala social. Quien ocupa un puesto que no le corresponde se expone al ridículo y a la vergüenza (vv.8ss): la ambición, alterando el justo concepto de sí mismo, es un obstáculo parar las relaciones con los otros. En cambio, el que no presume de ser digno de honores particulares puede encontrarse con la sorpresa feliz de recibir atenciones imprevistas por parte del señor de la casa (v.10). El don de Dios es gratuito y no consecuencia matemática de méritos humanos, y Jesús advierte que deben recordarlo los que ambicionan recibir reconocimientos y gratificaciones. La humildad, es decir, la confianza total puesta en Dios y en su amor, es la condición que permite recibir la gloria y el honor que concede el mismo Dios (cf. 1,46-48.52; Sal 21,6-8), que consienten en estar unidos a él en la obra de salvación (cf. Lc22, 28-30; Mc 10,35-40).

 

¿Buscas ser el centro de atención y sentirte importante o que Jesús sea lo más importante?

 

Reto Trivia Vida de los Santos del mes de noviembre. #167 

 

Nuestro santo de hoy, un médico mártir nacido a fines del siglo III en Nicomedia (en la actual Turquía). Lo que se conoce de él está en un antiguo manuscrito del siglo IV que se encuentra en el Museo Británico. Era hijo de madre cristiana, pero se dejó llevar por la vida del mundo pagano y rechazó la fe.  Llegó a ser un prestigioso médico.

Un buen cristiano de nombre Hermolaos lo animó a que conociera “la curación proveniente de lo más alto” y lo llevó a la Iglesia. De esta manera, poco a poco se entregó al servicio de Cristo atendiendo a sus pacientes en Nombre del Señor.

Por aquel entonces se desató la persecución de Diocleciano en Nicomedia, nuestro Santo regaló todo lo que tenía a los necesitados y algunos médicos envidiosos lo delataron a las autoridades. Fue arrestado junto a Hermolaos y otros cristianos.

El emperador quería salvarlo en secreto y le dijo que renunciara a su religión, pero él se negó y con la ayuda de Dios curó milagrosamente a un paralítico para demostrar la verdad de la fe.

De esta manera, el santo que una vez negó sus creencias, fue condenado a ser decapitado junto a sus compañeros. Partió a la Casa del Padre un 27 de julio a inicios del siglo IV, a la edad de 29 años.

Se dice que trataron de matarlo de seis formas diferentes: con fuego, plomo fundido, ahogándolo, tirándolo a las fieras, torturándolo en una rueda y atravesándole una espada. Pero con la ayuda del Señor resultó ileso. Cuando fue decapitado, el árbol, donde ocurrió el martirio, floreció al instante.

Algunas reliquias de su sangre se conservan en Constantinopla (Turquía), Ravello (Italia) y el Real Monasterio de la Encarnación en Madrid (España) que es custodiado por las religiosas Agustinas Recoletas.

 

En esta ciudad española, su sangre permanece en estado sólido casi todo el año y se produce el milagro de la licuefacción (se vuelve líquida) cerca de la fiesta litúrgica del Santo. Fecha en la cual, las religiosas abren las puertas al público para que aprecien el hecho.

 

¡Lee la Biblia, confía en la misericordia de Dios y tu vida se transformará!

 

En Cristo y Santa María de Guadalupe

 

Padre Enrique García Elizalde

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s