¡Gracias Por Estar Conmigo!

Virgen maria

¡Gracias por Estar Conmigo!

 

Gracias Padre mío por un año más que me has permitido vivir. Especialmente por ser tu hijo. Tú, Señor, sabes  todo sobre mí (Sal 139,1), tú sabes cuándo me siento y cuando me levanto (Sal 139,2),  todos mis caminos te son familiares (Sal 139,3). ¡Gracias Padre por cuidarme!

Gracias Señor porque me has hecho a tu imagen y semejanza (Gén 1, 27). Tú vives y te mueves en mí (Hch17, 28). Me conoces desde antes de haberme formado en el vientre de mi madre (Jer 1, 4). Me escogiste cuando planeaste la creación (Ef 1. 11) y no fui un error, porque todos mis días están escritos en tu  libro (Sal 139,15). Tú determinaste el tiempo exacto de mi nacimiento y dónde viviría (Hch 17,26). Me has creado de forma maravillosa (Sal 139, 14).

 

Gracias por ser mi Padre (1 Jn 3, 1) y ser perfecto (Mt 5, 48), porque cuanto me das viene de tus manos (Stgo 1, 17) y suples mis necesidades (Mt 6,31). El plan que tienes para mi futuro está siempre lleno de esperanza (Jer 29, 11)  porque me amas con amor eterno (Jer 31, 3). Gracias porque siempre me haces el bien  y me cuidas (Jer 32, 40), y me has mostrado cosas grandes y maravillosas en mi vida (Jer 33, 3).

 

Señor, quiero buscarte de todo corazón (Dt 4, 29) y deleitarme en ti (Sal 37, 4). Gracias porque eres mi Padre y me consuelas durante todos mis problemas (2 Cor 1, 3). Cuando mi corazón está quebrantado, Tú estás cerca de mí (Sal 34, 18), así como el pastor lleva un cordero, tú me llevas cerca de tu corazón (Is 40, 11). Me acompañas y me cuidas durante toda mi vida.

 

Gracias Jesús  porque moriste en la cruz para reconciliarme y siempre me esperas para perdonar mis pecados (2 Cor 5,18). Nada podrá separarme otra vez de Tu amor (Rm 8,38). Jesús, gracias por ser mi camino y llevarme al Padre. Pido de todo corazón y humildemente perdón de mis pecados y faltas, a Dios y acada uno de ustedes, por no ser el hijo, hermano, sacerdote, amigo y discípulo misionero que Cristo espera de mí y que ustedes desean que yo sea. Hoy nuevamente renuevo mi entrega a Dios y a cada uno de ustedes porque son mí razón de ser sacerdote y estar con ustedes. Suplico sus oraciones y cuentan con mi humilde y sincera oración por cada uno de ustedes y su familia ante el altar de Dios y en cada Misa.

 

Gracias, Señor, por mi familia, mis amigos y todos aquellos que has puesto en mi vida para descubrir tu amor y amarlos como Tú me amas. Bendícelos y llénalos de tu amor para que junto con la Virgen María, te amemos y cumplamos tu santa voluntad. Permítenos llegar juntos al cielo.

 

IMG_0412

Anuncios

4 comentarios en “¡Gracias Por Estar Conmigo!

  1. Ángela Daniel dijo:

    Querido Padre Enrique

    Espero que Dios lo siga bendiciendo todos los días de su vida y le dé la fortaleza para seguir en ese camino tan especial que eligió para usted . La familia Daniel le manda un fuerte abrazo y siempre está presente en nuestras vidas y nuestro corazón .

    Me gusta

  2. Auro dijo:

    Muchicimas felicidades padre Enrique , Dios derrame bendiciones muy especiales para usted hoy en su dia. Reciba con mucho cariño y respeto un fuerte abrazo, nuestra madre me lo proteja y acompañe siempre

    Me gusta

  3. Norma Griselda Cruz Ontiveros dijo:

    Felicidades padre Enrique desde México le mandamos todo nuestro cariño y Dios lo bendiga siempre no se olvide de nosotros la familia cruz Ontiveros los del gas de la parroquia María madre de Dios lo queremos y lo extrañamos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s