Memoria de San Ignacio de Antioquia, Obispo y mártir.

Evangelio según san Lucas 11, 42-46

En aquel tiempo, Jesús dijo: “¡Ay de ustedes, fariseos, porque pagan diezmos hasta de la hierbabuena, de la ruda y de todas las verduras, pero se olvidan de la justicia y del amor de Dios! Esto debían practicar sin descuidar aquello. ¡Ay de ustedes, fariseos, porque les gusta ocupar los lugares de honor en las sinagogas y que les hagan reverencias en las plazas! ¡Ay de ustedes, porque son como esos sepulcros que no se ven, sobre los cuales pasa la gente sin darse cuenta!”

Entonces tomó la palabra un doctor de la ley y le dijo: “Maestro, al hablar así, nos insultas también a nosotros”. Entonces Jesús le respondió: “¡Ay de ustedes también, doctores de la ley, porque abruman a la gente con cargas insoportables, pero ustedes no las tocan ni con la punta del dedo!”

 

==================

Reto Trivia Vida de los Santos del mes de octubre, cada día publicaré la vida de un santo y deberás de enviar tus respuestas del mes correspondiente al correo electrónico penriquegarcia@gmail.com del 1º  al 5 de cada mes.  Los resultados se publicaran el día 10 de cada mes.  ¿Aceptas el Reto de la Trivia de la Vida de los Santos? Para el mes de octubre la trivia de la vida de los santos del #134 al #164. ¡ESPERO SUS RESPUESTAS!

 

Jesús en el pasaje del evangelio de hoy nos muestra que tiene indignación y reprensión contra las actitudes y acciones de los fariseos.

 

La razón es porque se han olvidado de la justicia y el amor de Dios, de ser coherentes y de tener una vida integra, es decir erradicar la hipocresía y vivir sin mascaras en nuestras vidas. Nuevamente ataca la hipocresía porque nos hace inhábiles para la conversión y transformación de nuestra vida. Además, la hipocresía nos ciega para reconocer nuestros males, pecados, e igualmente nos ciega a los bienes ajenos. El resultado es que quien no reconoce su daño se afianza en él y daña a los demás.

 

Jesucristo quiere erradicar del mundo la hipocresía por amor a quienes la practican y por compasión con quienes la padecen. Él quiere cambiar tu vida, quiere una relación íntima  y permanente contigo.  A Dios no le gustan las apariencias y por ello no quiere que nuestra vida sea una apariencia de felicidad, sino que tengamos en realidad una vida plena. Recordemos que nuestra vida debe ser una “postal” que todo mundo pueda ver y leer cuando nos ven y no una “carta secreta” que no queremos que se conozca y en la que escondemos algo. El Señor quiere entrar en lo más profundo de nuestros corazones y sanarlos. ¿Se lo vas a permitir?

 

Reto Trivia Vida de los Santos del mes de octubre. #150 San

Nuestro santo del dia de hoy fue canonizado por el Papa Francisco el pasado domingo 14 de octubre, Fue un sacerdote italiano conocido por su trabajo a favor de los huérfanos y de los marineros.

 

Nació el 3 de junio de 1751 en un hogar pobre de Torre del Greco, en Nápoles (Italia). Fue bautizado al día siguiente. Estudió los escritos de San Alfonso María de Ligorio y desde niño desarrolló una fuerte devoción al Santísimo Sacramento. En la adolescencia fue descubriendo su llamado a la vida religiosa. Fue ordenado sacerdote en 1775 y por más de 30 años fue párroco de la parroquia de la Santa Croce. Dedicó su vida a cuidar especialmente a los enfermos, huérfanos, pobres y pescadores.

 

Tras la destructiva erupción del monte Vesubio en 1794, nuestro santo se sumó a los trabajos de reconstrucción bajo la máxima “hacer bien el bien”. Inventó la llamada “rastreadora”, una estrategia misionera destinada a reunir, con el crucifijo en la mano, a grupos de personas para predicarles e invitarlos a la iglesia u oratorio.

 

También elaboró el folleto “La Misa Práctica”, para enseñar a los fieles a rezar en comunión con toda la asamblea y el sacerdote celebrante durante la Eucaristía.

 

Murió el 20 de diciembre de 1831 a los 80 años.  El milagro que permitió su canonización fue la curación de Raimondo Formisano, un comerciante de mariscos y padre de 14 hijos que en febrero de 1989 fue diagnosticado de un tumor en el abdomen.

 

¡Lee la Biblia, confía en la misericordia de Dios y tu vida se transformará!

 

En Cristo y Santa María de Guadalupe

 

Padre Enrique Garcia Elizalde

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s