Martes XXVIII del Tiempo Ordinario

Evangelio según san Lucas 11, 37 – 41

En aquel tiempo, un fariseo invitó a Jesús a comer. Jesús fue a la casa del fariseo y se sentó a la mesa. El fariseo se extrañó de que Jesús no hubiera cumplido con la ceremonia de lavarse las manos antes de comer.

 

Pero el Señor le dijo: “Ustedes, los fariseos, limpian el exterior del vaso y del plato; en cambio, el interior de ustedes está lleno de robos y maldad. ¡Insensatos! ¿Acaso el que hizo lo exterior no hizo también lo interior? Den más bien limosna de lo que tienen y todo lo de ustedes quedará limpio”.

==============================

 

Reto Trivia Vida de los Santos del mes de octubre, cada día publicaré la vida de un santo y deberás de enviar tus respuestas del mes correspondiente al correo electrónico penriquegarcia@gmail.com del 1º  al 5 de cada mes.  Los resultados se publicaran el día 10 de cada mes.  ¿Aceptas el Reto de la Trivia de la Vida de los Santos? Para el mes de octubre la trivia de la vida de los santos del #134 al #164. ¡ESPERO SUS RESPUESTAS!

 

Hoy en la primera lectura (Gal 5,1-6) vemos que los primeros cristianos de Galicia le dan mucha importancia a la circuncisión y el motivo no es médico ni fisiológico, desde luego, sino estrictamente religioso: signo de entrada en el pueblo de la alianza, el pueblo de Abrahán. Circuncidarse para ellos equivalía, como subraya el apóstol Pablo, a entrar a formar parte de ese pueblo en los términos de la antigua alianza, la de la circuncisión y el resto de los preceptos de Moisés.

 

Pero el apóstol los invita a crecer en la fe y a dar un paso aun mayor, ¿te salva la alianza de Moisés, cuya señal es la circuncisión, o te salva la alianza en Cristo, cuya señal es la fe? No es asunto de una operación quirúrgica en la carne o un signo externo sino de la colosal operación de salvamento que Dios ha hecho en el poder de su Espíritu Santo, dándonos a su propio Hijo para que muriera en nuestra carne y nosotros seamos redimidos y salvados, pero debemos aceptar su salvación desde nuestro interior para que seamos transformados hacia el exterior.

 

En la misma temática está el Evangelio de hoy. Y por eso quiero que te imagines la escena y te pongas en el lugar del personaje que invita a comer a Jesús. Y ves que Él no cumple con ciertas reglas de etiqueta necesarias en la cultura de su tiempo, además, habla mal del grupo al cual perteneces: “Ustedes, los fariseos, limpian el exterior del vaso y del plato; en cambio, el interior de ustedes está lleno de robos y maldad. ¡Insensatos!” Me imagino la cara que cada uno de nosotros pondría. ¿Lo volverías invitar a tu casa?

 

Pero lo que Jesús quiere es que crezcamos en la fe, que no nos preocupemos solamente por las apariencias. Por ello, Cristo se rebela contra la hipocresía, la mediocridad, el conformismo que todo ello nos aleja de la verdad y de la capacidad de dar lo mejor de nosotros mismos, es decir, de ser la mejor versión de nosotros mismos que nos lleva a dar lo mejor de nosotros.

 

Cuando no vivimos con sinceridad, transparencia, congruencia y deseo de conversión diario, el problema es que la mentira entra en nuestra vida, ya entrada en la casa, no sabe estar sola sino que trae sus acompañantes. Y en este caso esos acompañantes son terribles: primero nos lleva a evitar la humildad de reconocernos necesitamos de Dios y nos aleja de los demás, porque pasamos a humillar y criticar  a los otros.

 

Pero cuando dejamos que Cristo nos interpele en nuestra vida, Él nos dará la gracia de cambiar aquello que para nosotros es imposible porque tenemos la plena confianza que nadie nos ama y nadie podrá amarnos como Él nos ama y siempre quiere lo mejor para nosotros.

 

A veces participamos en Misa de manera externa: nos sentamos, nos ponemos de pie, nos arrodillamos en el momento adecuado, damos la ofrenda (limosna) pero nuestra mente está lejos porque estamos pensando en lo que tenemos que hacer después de Misa. No prestamos mucha atención a las lecturas ni a la homilía. En casa, rara vez oramos o leemos las Sagradas  Escrituras. Nos decimos creyentes (cristianos, católicos, catequistas, discípulos, seguidores de Jesús) pero nuestro corazón está lejos de Él.

 

Precisamente eso es lo que quiere cambiar Jesús en tu vida, Él quiere una relación íntima contigo, que tu vida cambie y sea plena.  Que los Sacramentos tomen un nuevo significado para ti como encuentros personales con Jesús. Que tu oración se convierta en una oportunidad para confiar en Dios, descargar tu corazón con el mejor amigo que sabemos que nos ama y nos va ayudar.

 

A Dios no le gustan las apariencias y por ello no quiere que nuestra vida sea una apariencia de felicidad, porque a menudo tenemos un exterior maravilloso mientras que realmente estamos sufriendo por dentro. O hacemos que todos piensen que estamos viviendo una vida santa, mientras que hay un pecado grave que nos persigue continuamente. Nuestra vida debe ser una “postal” que todo mundo pueda verla y leerla cuando nos vean y no una “carta secreta” que no queremos que nadie conozca y escondemos algo en ella. Quitémonos las máscaras y permitamos que el Señor entre en lo más profundo de nuestros corazones, y nos sane.

 

¿Qué debo de hacer para que mi vida sea sincera, transparente y congruente con mi fe?

 

 

Reto Trivia Vida de los Santos del mes de octubre. #149 Santa

 

Nuestra santa de la trivia del dia de hoy nació el 10 de enero de 1889, en Madrid (España). Fue la cuarta hija (melliza) de 11 hermanos. A la edad de 9 años hizo la Primera Comunión y fue entonces cuando sintió la llamada del Señor. La familia pasó serias dificultades económicas y tuvo que trasladarse a México. En el mismo barco en que viajaban, iba también un grupo de Hermanitas de los Ancianos Desamparados, que impactaron tanto en su vida que posteriormente ingreso con ellas en 1908.
Regresa a España para iniciar su Noviciado y en 1912 es destinada junto con 9 compañeras, para una fundación en Oruro-Bolivia. En 1920, acompañando a la Religiosas del Buen Pastor que buscaban casa para fundar en Oruro, llegó al Beaterio de las Nazarenas (antigua propiedad de los jesuitas, expatriados en 1767), sintió gran repugnancia interior y deseos de salir pronto, por su aspecto de miserable abandono. Durante unos años más, luchó contra sus ansias de dar la vida por la predicación del Evangelio y su particular intuición del misterio de la Iglesia, la fue guiando hasta formar una nueva familia eclesial.
Las circunstancias históricas y ambientales del nacimiento en Bolivia de nuevas iglesias locales con escasez de sacerdotes y ausencia de Congregaciones religiosas nativas; la presencia de sectas enfrentadas con la Iglesia Católica y, la dura realidad económica, política y social del país, la motivaron a dar una respuesta audaz.
El 16 de junio de 1925, nuestra santa sale de las Hermanitas, para iniciar en el Beaterio la fundación de la nueva Congregación, con un capital de 40 centavos entregados por la ex-abadesa de las Nazarenas. Diez jóvenes bolivianas de distintos lugares fueron sus primeras compañeras. Con ellas se iniciaron las primeras obras misionales en las minas y en el campo.
El día 9 de junio de 1947, el Instituto recibió la aprobación definitiva de las Constituciones y el nombre de Misioneras Cruzadas de la Iglesia, ya muerta nuestra santa.
Según las Constituciones, escritas por nuestra santa, “El Instituto de las Misioneras de la Cruzada Pontificia, tiende a realizar la acción social de la mujer, con la mayor perfección posible y tiene por fin especial la difusión del catecismo entre niños y adultos y quiere como distintivo característico suyo, ser reconocido por su particular unión con el Santo Padre.”
Nuestra santa y sus hermanas atendían en Oruro a niñas abandonadas, visitan a los presos, catequizaban en las parroquias y en los cuarteles, preparaban las visitas pastorales en las minas y en los campos. Fundan Talleres y Escuelas para niñas pobres del pueblo.  Buscaban la promoción de la mujer, a través de la profesionalización y la defensa de sus derechos, con la fundación, en Bolivia, del primer “Sindicato de obreras” de América latina. “Liga católica de Damas Bolivianas” que tenía por fin el mejoramiento religioso, moral, cultural y económico de la sociedad boliviana, especialmente de las clases pobres y obreras. Con publicaciones que ayudaban a que ocupen su lugar en la sociedad y en la Iglesia.

Durante los 10 primeros años, la Congregación estaba presente en: Bolivia, Argentina, España y Uruguay. En tiempos de guerra dejaron sus conventos para atender los “Hospitales de sangre” y, después, a los huérfanos de guerra, a quienes consideraban miembros de su propia familia.

 

Nuestra santa muere en Buenos Aires-Argentina el 6 de julio de 1943, dejando gran fama de santidad. Sus restos son trasladados a la casa Matriz de Oruro (Bolivia), según su deseo, el 18 de junio de 1972.
Nuestra santa es ejemplo posible de imitación e inspiración, para los jóvenes, familias y evangelizadores. Fue canonizada el domingo 14 de octubre de 2018. Es llamada “VERDADERA PROFETA DE LA NUEVA EVANGELIZACIÓN”.

 

¡Lee la Biblia, confía en la misericordia de Dios y tu vida se transformará!

 

En Cristo y Santa María de Guadalupe

 

Padre Enrique Garcia Elizalde

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s