Jueves XXVI del Tiempo Ordinario – Memoria de San Francisco de Asís

Evangelio según san Lucas 10, 1 – 12

En aquel tiempo, designó el Señor a otros setenta y dos discípulos y los mandó por delante, de dos en dos, a todos los pueblos y lugares a donde pensaba ir, y les dijo: “La cosecha es mucha y los trabajadores pocos. Rueguen, por lo tanto, al dueño de la mies que envíe trabajadores a sus campos. Pónganse en camino; los envío como corderos en medio de lobos. No lleven ni dinero, ni morral, ni sandalias y no se detengan a saludar a nadie por el camino. Cuando entren en una casa, digan: ‘Que la paz reine en esta casa’. Y si allí hay gente amante de la paz, el deseo de paz de ustedes se cumplirá; si no, no se cumplirá. Quédense en esa casa. Coman y beban de lo que tengan, porque el trabajador tiene derecho a su salario. No anden de casa en casa. En cualquier ciudad donde entren y los reciban, coman lo que les den. Curen a los enfermos que haya y díganles: ‘Ya se acerca a ustedes el Reino de Dios’.

 

Pero si entran en una ciudad y no los reciben, salgan por las calles y digan: ‘Hasta el polvo de esta ciudad que se nos ha pegado a los pies nos lo sacudimos, en señal de protesta contra ustedes. De todos modos, sepan que el Reino de Dios está cerca’. Yo les digo que en el día del juicio, Sodoma será tratada con menos rigor que esa ciudad”.

 

==============================

Reto Trivia Vida de los Santos del mes de octubre, cada día publicaré la vida de un santo y deberás de enviar tus respuestas del mes correspondiente al correo electrónico penriquegarcia@gmail.com del 1º  al 5 de cada mes.  Los resultados se publicaran el día 10 de cada mes.  ¿Aceptas el Reto de la Trivia de la Vida de los Santos? Para el mes de octubre la trivia de la vida de los santos del #134 al #164. ¡ESPERO SUS RESPUESTAS!

 

Hoy la Iglesia celebra a San Francisco de Asís (1182-1226), el gran santo medieval quien nació dentro de una familia adinerada y dejo todo por entregar su vida a Dios y a proclamar el Evangelio con su propia vida viviendo la pobreza. Felicidades a todos los que celebran su santo, cumpleaños o son de alguna comunidad Franciscana. Ofrezco la misa por mi hermano Francisco, la comunidad de San Francisco en la parroquia de María Madre de Dios en la Diócesis de Ecatepec, y todos mis amigos que hoy celebran su santo, especialmente por nuestro Santo Padre, el Papa Francisco.

 

En el Evangelio de hoy vemos como Jesús es llamado “Señor”, es decir, Jesús habla como quien tiene autoridad que le ha sido dada por su Padre para instaurar su reino, por tal motivo, quiere asociar a sus discípulos con su misión y por ello  “designó a otros setenta y dos discípulos”. Este episodio aparece únicamente en el Evangelio de Lucas. Este es el segundo envío misionero desde que Jesús los envío “a los doce” en una tarea similar (9, 1-6). Jesús sigue el modelo de Moisés, quien comisionó a 70 ancianos para ser profetas en Israel (fue la primera lectura del domingo pasado, Núm 11, 24-25). Los 71 miembros de la corte judía (Sanedrín) han sido moldeados inspirados por la estructura de Moisés y los 70 ancianos. En otro nivel esto alude a Génesis 10, que describe el origen de las 70 naciones del mundo antiguo, no incluyendo Israel. El ministerio de los setenta discípulos es un anticipo de la misión de la Iglesia a las naciones (24, 47).

 

Y los mandó de dos en dos, a todos los pueblos y lugares,” esta es una práctica misionera desde los primeros tiempos de la Iglesia. Jesús los envía de dos en dos  para que se apoyen entre ellos, para que su testimonio tenga validez y no se sientan solos, o en los momentos difíciles se apoyen mutuamente. Además, donde dos o tres estén reunidos en su nombre, Jesús estará presente siempre y cuanto pidan en su nombre, el Padre se los concederá.

 

Les pone sobre aviso que “la cosecha es mucha y los trabajadores pocos”, y al mismo tiempo les da la solución: “Rueguen, por lo tanto, al dueño de la mies que envíe trabajadores a sus campos.” Nos recuerda que Él es quien va a proveer de operarios, quien llama y escoge es Él y no nosotros.

 

Nos invita a confiar en Él y no en nuestros medios: “No lleven ni dinero, ni morral, ni sandalias y no se detengan a saludar a nadie por el camino.” El centro de nuestra misión es Jesús y debemos realizar su obra: curar a los enfermos y anunciar que “Ya se acerca a ustedes el Reino de Dios”.

 

Reto Trivia Vida de los Santos del mes de septiembre. #137 

 

El santo de la trivia del dia de hoy vivió tiempos difíciles de la Iglesia y la ayudó mucho. Renunció a su herencia dándole más importancia en su vida a los bienes espirituales que a los materiales.

 

Nació en Asís, Italia en 1181 ó 1182. Su padre era comerciante y su madre pertenecía a una familia noble. Tenían una situación económica muy desahogada. Su padre comerciaba mucho con Francia y cuando nació su hijo estaba fuera del país. Su nombre de bautismo es “Juan”.

 

En su juventud no se interesó ni por los negocios de su padre ni por los estudios. Se dedicó a gozar de la vida sanamente, sin malas costumbres ni vicios. Gastaba mucho dinero pero siempre daba limosnas a los pobres. Le gustaban las románticas tradiciones caballerescas que propagaban los trovadores.

 

Cuando nuestro santo tenía como unos veinte años, hubo pleitos y discordia entre las ciudades de Perugia y Asís. Él fue prisionero un año y lo soportó con alegría. Cuando recobró la libertad cayó gravemente enfermo. La enfermedad fortaleció y maduró su espíritu. Cuando se recuperó, decidió ir a combatir en el ejército. Se compró una costosa armadura y un manto que regaló a un caballero mal vestido y pobre. Dejó de combatir y volvió a su antigua vida pero sin tomarla tan a la ligera. Se dedicó a la oración y después de un tiempo tuvo la inspiración de vender todos sus bienes y comprar la perla preciosa de la que habla el Evangelio. Se dio cuenta que la batalla espiritual empieza por la mortificación y la victoria sobre los instintos. Un día se encontró con un leproso y lo rechazo. Luchó contra sus instintos de huir y regreso abrazó y le dio un beso al leproso. Esto comenzó su conversión.

 

Más tarde, mientras nuestro santo estaba meditando con el crucifijo, el escucho la voz de Dios decir: “Francisco, ve y reconstruye mi Iglesia”. El primero pensó que Dios quiso decir que reconstruyera la iglesia físicamente, pero más tarde se dio cuenta de que Dios le estaba pidiendo que reconstruyera la Iglesia espiritualmente.

 

Ha sucedido a través de la historia, especialmente durante tiempos turbulentos, que el Señor hace surgir a los santos que están dispuestos a ir en contra de la cultura popular y vivir una vida radical de santidad para el Señor. Nuestro santo era solo un hombre, pero mira el impacto que él ha hecho a millones de personas en los últimos 800 años. Su vida de sencillez y pobreza ha inspirado a muchas personas a seguir a Jesús con toda su vida.

 

¡Lee la Biblia, confía en la misericordia de Dios y tu vida se transformará!

 

En Cristo y Santa María de Guadalupe

 

Padre Enrique Garcia Elizalde

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s