Lunes XXVI del Tiempo Ordinario – Memoria de Santa Teresita del Niño Jesús, virgen y doctora de la Iglesia

Evangelio según san Lucas 9, 46 – 50

Un día, surgió entre los discípulos una discusión sobre quién era el más grande de ellos. Dándose cuenta Jesús de lo que estaban discutiendo, tomó a un niño, lo puso junto a sí y les dijo: “El que reciba a este niño en mi nombre, me recibe a mí; y el que me recibe a mí, recibe también al que me ha enviado. En realidad el más pequeño entre todos ustedes, ése es el más grande”.

 

Entonces, Juan le dijo: “Maestro, vimos a uno que estaba expulsando a los demonios en tu nombre; pero se lo prohibimos, porque no anda con nosotros”. Pero Jesús respondió: “No se lo prohíban, pues el que no está contra ustedes, está en favor de ustedes”.

 

==============================

 

Reto Trivia Vida de los Santos del mes de octubre, cada día publicaré la vida de un santo y deberás de enviar tus respuestas del mes correspondiente al correo electrónico penriquegarcia@gmail.com del 1º  al 5 de cada mes.  Los resultados se publicaran el día 10 de cada mes.  ¿Aceptas el Reto de la Trivia de la Vida de los Santos? Para el mes de octubre la trivia de la vida de los santos del #134 al #164. ¡ESPERO SUS RESPUESTAS!

 

Cuanto más leemos los Evangelios tanto más percibimos la intencionalidad de Jesús de afectar a las estructuras básicas de la persona, de transformar profundamente la manera como el hombre percibe la realidad, así como la manera concreta como entiende y vive la vida. Esas estructuras débiles están hechas, entre otras cosas, de exclusivismos y de ansia de poder. La enseñanza de Jesús tiene como objetivo fundamental reorientar esas fuerzas egoístas del corazón humano para convertirlas en acogida para el prójimo  y en fidelidad al amor y a su fuente: el Padre celestial.

 

Maestro, hemos visto a uno que expulsaba a los demonios en tu nombre, y como no es de los nuestros, se lo prohibimos“. Los Doce no han reaccionado a las palabras y acción de Jesús en la escena precedente (9,33b-37), donde les ponía al «niño» como ejemplo. Por única vez en este evangelio, toma la palabra Juan y es para interrumpir a Jesús, no para comentar su enseñanza anterior, introduciendo un tema diferente que desvía la atención. Llama a Jesús «Maestro», afirmando su vínculo con Él e implicando la aceptación de su enseñanza, aceptación que en realidad no existe, a juzgar por sus palabras. Juan, el autoritario (3,17: «el Trueno»), se hace portavoz de los Doce («hemos visto»), que comparten su actitud («se lo prohibimos»).

 

La enseñanza de Jesús, simplemente, ha sido ignorada; consistente en la necesidad de abrazar la pequeñez para poder recibirle a Él y a quien le ha enviado, ella se topa con la obsesionada búsqueda de privilegios por parte de la comunidad de discípulos. No están de ningún modo listos ni dispuestos a emprender el camino del Maestro que intenta hacerles comprender a profundidad. Juan representa a la parte dura del discipulado que no entiende la obra de salvación y liberación.

 

En su actitud exclusivista quieren impedir que la liberación siga adelante, por el solo hecho de que no son ellos sus impulsores. Ni hacen ni dejan hacer; es la actitud estéril de quien no comprende la amplitud en la que se mueve la vida y la fe. Es la actitud de todos los intransigentes que a lo largo de la historia se han considerado a sí mismos poseedores absolutos de la verdad y quieren controlar los dones de Dios.

 

Jesús, para desilusión de sus discípulos, sostiene que quien libera al débil, sea quien sea, está en los parámetros del Evangelio, ya que esto no depende del componente religioso sino de la actitud del corazón ante la necesidad del otro (v.39). Quien libera se conmueve ante el débil; quien mira desde la ideología se hace duro ante la necesidad del otro.

  

Reto Trivia Vida de los Santos del mes de septiembre. #134 Santa

Nuestra Santa de la trivia del dia de hoy se le conoce como la “Pequeña Flor” (1873-1897). Esta humilde religiosa, que murió a la edad de 24 años, es doctora de la Iglesia por sus poderosos escritos y enseñanzas en la vida espiritual. Ella es más conocida por su ” forma de actuar”: hacer pequeñas cosas con gran amor. Sus hermanas religiosas a menudo la encontraban cantando mientras lavaba  los baños o realizaban otros trabajos serviciales. No podían entender cómo ella encontraba tanta alegría en la peor de las tareas. Ella respondió diciendo que ella hizo todo, incluso las tareas más humildes, con gran amor, pensando en nuestro Señor Jesús. Ella intencionalmente pasó tiempo con una hermana que le molestaba, para que pudiera crecer en virtud y santidad.

 

¡Lee la Biblia, confía en la misericordia de Dios y tu vida se transformará!

 

En Cristo y Santa María de Guadalupe

 

Padre Enrique Garcia Elizalde

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s