Jueves XXV: Tiempo Ordinario. Memoria de San Vicente de Paul.

Evangelio según san Lucas 9, 7-9

En aquel tiempo, el rey Herodes se enteró de todos los prodigios que Jesús hacía y no sabía a qué atenerse, porque unos decían que Juan había resucitado; otros, que había regresado Elías, y otros, que había vuelto a la vida uno de los antiguos profetas.

Pero Herodes decía: “A Juan yo lo mandé decapitar. ¿Quién será, pues, éste del que oigo semejantes cosas?” Y tenía curiosidad de ver a Jesús.

=====================

 

Reto Trivia Vida de los Santos del mes de septiembre, cada día publicaré la vida de un santo y deberás de enviar tus respuestas del mes correspondiente al correo electrónico penriquegarcia@gmail.com del 1º  al 5 de cada mes.  Los resultados se publicaran el día 10 de cada mes.  ¿Aceptas el Reto de la Trivia de la Vida de los Santos? Para el mes de septiembre la trivia de la vida de los santos del #104 al #133. ¡ESPERO SUS RESPUESTAS!

 

En el evangelio de hoy, Herodes está perplejo: ¿quién es ese Jesús de quien tanto se habla? imagina lo que Herodes estaba experimentando. Él estaba viviendo con Herodías la esposa de su hermano. Juan el Bautista lo desafió por esa relación  pecaminosa y, eventualmente, Juan fue arrestado y decapitado. Ahora Herodes comienza a escuchar  acerca de Jesús y su predicación poderosa. ¿Juan el  Bautista  resucitó de entre los muertos? ¿Fue Elías? Él estaba intrigado y amenazado por  Jesús al mismo tiempo.

 

En la corte se hacen diferentes conjeturas: es Juan, que ha resucitado; es Elías, es un profeta. Como podemos ver, la gente capta algo de la grandeza de Jesús, pero su error fundamental es comparar a Jesús con figuras del pasado, con figuras ya conocidas. Jesús es verdadero Dios y verdadero hombre, es el Mesías prometido en las profecías,  una novedad y, para comprenderlo, es preciso mirarle a Él mismo, no a otro. Jesús es el punto central para comprenderlo a Él y a todo hombre, porque Él es el modelo del hombre pleno.

 

¿Has tenido la tentación de comparar a Jesús con otros personajes?

 

Herodes es un hombre culto, práctico. “Y tenía curiosidad de ver a Jesús.” Quería reunirse con Jesús e informarse personalmente de quien es. Pero ¿de qué le serviría? Se reunirá con Él, en efecto, más tarde, durante la pasión, pero no conseguirá comprender nada de Jesús e intentará ocultar su propia torpeza recurriendo a un humor vulgar. ¿Hacemos nosotros lo mismo? ¿Estamos intrigados por Jesús hasta el punto de buscarlo continuamente y dejarnos transformar por su amor o simplemente somos curiosos y mediocres al compromiso de dejarnos transformar por Él? La fe no nace de semejantes verificaciones ni está hecha para hombres como Herodes.

 

Por eso es importante tener una vida de oración regular y vibrante. Debemos tener presente que Jesús es una persona, no un personaje histórico estático.  Cuanto más tiempo pasamos con el Señor en la oración en silencio, la adoración y leyendo las Escrituras, más viva nuestra fe se vuelve. A medida que nuestra relación crece, Él transforma nuestras vidas, como lo hizo con San Vicente De Paul y con tantos santos. No hay nada peor que vivir una vida mediocre y creer que eso es culpa de los demás, a veces hasta culpamos a Dios.
¿Realmente busco a Jesús diario a través de la oración y leer las Sagradas Escrituras? ¿Realmente lo conozco, aprendo de su vida y hago su voluntad? ¿Estoy realmente abierto a lo que el Espíritu Santo quiere hacer en mi vida? ¿Quiero tener una vida plena como la que me ofrece Jesús o llevar una vida mediocre?

 

Reto Trivia Vida de los Santos del mes de septiembre. #130

 

Nuestro santo murió un día como hoy del año 1660. Nació de una familia campesina pobre. Su padre vio que tenía talento y que era un niño brillante, por lo tanto, buscó lo mejor para su hijo y lo envió a estudiar lejos para obtener una buena educación. El santo de la trivia del día de hoy era muy joven y se sentía atraído por las cosas superficiales y la vida llena de lujos, incluso aun cuando estaba al seminario. Mientras estaba en el seminario, su padre viajó una larga distancia para visitar a su hijo. Llamó a la puerta del seminario y otro seminarista respondió a la puerta. Él avergonzado por la apariencia pobre de su padre, se negó a reconocerlo. ¿Te imaginas la tristeza de su padre al ser rechazado por su propio hijo?

 

Sin embargo, después de este incidente la conciencia del santo de la trivia de hoy no lo dejo descansar. Empezó a reflexionar sobre esta experiencia y sobre su vida. Fue ordenado muy joven, a la temprana edad de 19 años y tuvo otras experiencias que afectaron mucho su vida, incluyendo que fue secuestrado por piratas y fue vendido como un esclavo. El Señor estaba moldeando su corazón para ser un santo. Él finalmente dejó su deseo de fama y riqueza y comenzó a servir a los más pobres de los pobres. Fundó la Congregación de la Misión y las Hijas de la Caridad. La Sociedad de San Vicente de Paúl no fue fundada hasta 150 años después de su muerte, aunque la fama de su servicio a los pobres era bien conocida mientras vivía, muy parecida a la de Santa Teresa de Calcuta.

 

¡Lee la Biblia, confía en la misericordia de Dios y tu vida se transformará!

 

En Cristo y Santa María de Guadalupe

 

Padre Enrique Garcia Elizalde

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s