Nuestra Señora de los Dolores

15 de septiembre – Nuestra Señora de los Dolores

Evangelio según san Lucas 2, 33-35

 

En aquel tiempo, el padre y la madre del niño estaban admirados de las palabras que les decía Simeón. Él los bendijo, y a María, la madre de Jesús, le anunció: “Este niño ha sido puesto para ruina y resurgimiento de muchos en Israel, como signo que provocará contradicción, para que queden al descubierto los pensamientos de todos los corazones. Y a ti, una espada te atravesará el alma”.

 

====================

 

Reto Trivia Vida de los Santos del mes de septiembre, cada día publicaré la vida de un santo y deberás de enviar tus respuestas del mes correspondiente al correo electrónico penriquegarcia@gmail.com del 1º  al 5 de cada mes.  Los resultados se publicaran el día 10 de cada mes.  ¿Aceptas el Reto de la Trivia de la Vida de los Santos? Para el mes de septiembre la trivia de la vida de los santos del #104 al #133. A las personas que envíen sus respuestas en este mes de septiembre dedicado a la Biblia, les enviaré una Biblia Gratis. ¡ESPERO SUS RESPUESTAS!

Hoy la Iglesia celebra a la Virgen de los Dolores. Imagina por lo que María pasó el día de la pasión y la crucifixión de Jesús. No sólo es desgarrador para un padre perder a un hijo, pero María tuvo que ver a su hijo ser brutalmente matado y torturado. No me puedo imaginar el dolor en su corazón ese día pero no fue el único momento en que ella sufrió.
Al rezar el Ave María decimos: “Dios te salve, María, llena de gracia, ¡el Señor está contigo!” Estas son las palabras del Arcángel Gabriel a nuestra Santísima Virgen María en el momento de la Anunciación. ¡La fiesta de Nuestra Señora de los Dolores puede hacernos preguntar cómo María que es llena de la gracia de Dios y que es bendecida con el Señor mismo se convierte en una mujer de dolores!

La palabra “compasión” viene del latín, com-pasión que significa “sufrir junto con” (cum = con, pasión = sufrir). María sufre por Jesús, y ella también sufre con Jesús, porque la pasión de Cristo es una participación plena de todos los sufrimientos de los seres humanos. La pasión de Cristo hirió profundamente su corazón inmaculado, porque amaba a su hijo más que a sí misma. Ella no solo soportó el dolor de su hijo sino que también se unió a Él al aceptar la voluntad de su Padre, para dar nueva vida a los seres humanos. Esto realmente revela cuán profunda es su compasión por su hijo Jesús y por cada uno de nosotros sus hijos. Su compasión (sufrir) está llena de fe, amor y esperanza en Dios.

Al reflexionar profundamente sobre la vida de nuestra bendita madre, sin duda descubriremos que está más íntimamente unida con el Señor Jesús que cualquier otra persona humana en la historia. Desde el momento de la Anunciación hasta hoy, ella está muy cerca de Jesús, nuestro Salvador y Redentor, en cumplir el plan de salvación de Dios. De una manera única, ella participa tanto en los dolores como en las glorias de nuestro Señor Jesucristo debido a su total colaboración y participación total en el plan divino de Dios.

Estaba meditando sobre los 7 dolores de María y reflexionaba sobre el día en que ella y José presentaron a Jesús en el templo cuando Simeón dijo que una espada atravesaría su corazón, ¿Qué habría pensado ella? ¿Estaría recordando esas palabras en el momento de la crucifixión de su Hijo?  ¿Estaba reflexionando sobre todos los bellos momentos con su Hijo a lo largo de Su vida y en los cuales ella lo acompañó como la huida a Egipto o cuando se perdió en el templo por tres días? ¿Estaba reflexionando sobre las palabras de Jesús acerca de Su propia muerte y resurrección?

 

Durante su momento de dolor más profundo mientras miraba a su hijo en la cruz, Jesús como el mejor hijo en el mundo se acercó a ella con un poco de consuelo. María habría perdido toda su posición en la sociedad con la pérdida de su hijo, ya que su esposo había fallecido. Así que Jesús, en Su propia agonía, dio Juan a María y María a Juan. En su momento de agonía, Jesús estaba allí para ella, a pesar de Su propio dolor.

 

“Y desde entonces el discípulo se la llevó a vivir con él.” (Juan 19, 27) Sólo nos podemos imaginar las conversaciones entre Juan y María después de que Jesús fue crucificado. María probablemente compartió con él el momento en que el ángel Gabriel se le apareció para anunciarle la concepción de Jesús en su vientre. Probablemente hablaron de Su infancia y todas las cosas que hizo y dijo durante Su crecimiento. Tal vez hablaron de esta experiencia con Simeón en el Templo. Seguramente se consolaron mutuamente examinando Su predicción de Su propia resurrección de entre los muertos.

 

De la misma manera que Jesús dio María a Juan, Jesús quiere que recibamos a María Santísima como nuestra madre en nuestro hogar y corazón. Ella nos conducirá a un entendimiento  y amor más profundo de su Hijo. Ella nos dará consuelo en nuestras penas como Jesús le dio consuelo en sus penas.

 

¿Confías en que el Señor está contigo en tu dolor más profundo?

¿Puedes relacionarte con nuestra Santa Madre durante su tiempo de profundo dolor?

¿Has invitado a María a tu hogar y corazón para que ella pueda darte un entendimiento más profundo de su Hijo?
Como cristianos, estamos llamados a compartir la pasión, la muerte y la resurrección de nuestro Señor Jesús, así que tomemos fuerza y ​​coraje de nuestra Bendita Señora de los Dolores, abracemos nuestras cruces diarias con esperanza y atestigüemos nuestro verdadero amor de Dios y nuestros vecinos al traer el reino de Dios de amor, paz, alegría, justicia y compañerismo en medio del odio, los conflictos, la violencia, la depresión, la tristeza, la injusticia y el egocentrismo.

Nuestra bendita María, con su gloriosa intercesión, nos está ayudando a comprender el misterio de la cruz y la esperanza que conlleva.

¡Nuestra Señora de los Dolores, ruega por nosotros, tus hijos, para que seas compasivo como tú!

Reto Trivia Vida de los Santos del mes de septiembre. #118

 

La devoción a Nuestra Señora de los Dolores se difundió en la Iglesia alrededor del siglo XIV. Se le reveló a Santa Brígida de Suecia (1303-1373) que la devoción a los Siete Dolores de la Santísima Virgen María traería grandes señales. La devoción consiste en orar siete Avemarías mientras medita en los Siete Dolores de María.

María, de una manera única, sufrió voluntariamente junto a su Divino Hijo cuando dio su vida para salvar el mundo, y ella sintió la amargura de su pasión como solo una madre puede. Esta devoción es especialmente recordada durante septiembre, el Mes de Nuestra Señora de los Dolores.

Los Siete Dolores de María son:

1) La profecía de Simeón (Lucas 2: 34-35);

2) La huida a Egipto (Mateo 2: 13-21);

3) La pérdida de Jesús por tres días (Lucas 2: 41-50);

4) Encuentro en el camino al Calvario (Juan 19:17);

5) La crucifixión de Jesús (Juan 19: 18-30);

6) Jesús Bajado de la Cruz (Juan 19: 39-40); y

7). Jesús puesto en la tumba (Juan 19: 39-42)

Las 7 promesas para aquellos que meditan en los Siete Dolores de Nuestra Señora: La Santísima Virgen María otorga siete gracias a las almas que la honran diariamente meditando (es decir, oración mental) sobre sus siete dolores (dolores).

1. “Le concederé paz a sus familias”.
2. “Serán iluminados acerca de los Misterios Divinos”.
3. “Los consolaré en sus penas y los acompañaré en su trabajo”.
4. “Les daré todo lo que pidan mientras no se oponga a la adorable voluntad de mi Divino Hijo o la santificación de sus almas”.
5. “Los defenderé en sus batallas espirituales con el enemigo infernal y los protegeré en cada instante de sus vidas”.
6. “Los ayudaré visiblemente en el momento de su muerte. Verán el rostro de su madre”.
7. “He obtenido esta gracia de mi divino Hijo, para que aquellos que propagan esta devoción a mis lágrimas y mis dolores, mi Hijo y yo seremos su eterno consuelo y alegría.”

¡Lee la Biblia, confía en la misericordia de Dios y tu vida se transformará!

 

En Cristo y Santa María de Guadalupe

Padre Enrique García Elizalde

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s