Miércoles XXIII del Tiempo Ordinario

Evangelio según san Lucas 6, 20-26

En aquel tiempo, mirando Jesús a sus discípulos, les dijo:
“Dichosos ustedes los pobres,
porque de ustedes es el Reino de Dios.
Dichosos ustedes los que ahora tienen hambre,
porque serán saciados.
Dichosos ustedes los que lloran ahora,
porque al fin reirán.

Dichosos serán ustedes cuando los hombres los aborrezcan y los expulsen de entre ellos, y cuando los insulten y maldigan por causa del Hijo del hombre. Alégrense ese día y salten de gozo, porque su recompensa será grande en el cielo. Pues así trataron sus padres a los profetas.

Pero, ¡ay de ustedes, los ricos,
porque ya tienen ahora su consuelo!
¡Ay de ustedes, los que se hartan ahora,
porque después tendrán hambre!
¡Ay de ustedes, los que ríen ahora,
porque llorarán de pena!
¡Ay de ustedes, cuando todo el mundo los alabe,
porque de ese modo trataron sus padres a los falsos profetas!”

 

==================

Reto Trivia Vida de los Santos del mes de septiembre, cada día publicaré la vida de un santo y deberás de enviar tus respuestas del mes correspondiente al correo electrónico penriquegarcia@gmail.com del 1º  al 5 de cada mes.  Los resultados se publicaran el día 10 de cada mes.  ¿Aceptas el Reto de la Trivia de la Vida de los Santos? Para el mes de septiembre la trivia de la vida de los santos del #104 al #133. A las personas que envíen sus respuestas en este mes de septiembre dedicado a la Biblia, les enviaré una Biblia Gratis. ¡ESPERO SUS RESPUESTAS!

 

La Lista de los ganadores de la Trivia de la Vida de los Santos del mes de agosto son: Laura Patricia Valdez Ruíz, Carolina García, María Elena Ávila, Patricia Casillas, Francisco García, María Camacho, Verónica Gonzales, Ana Gamboa,  Erika Martínez, Petra López, María Teresa Elizalde, Araceli Jiménez,  Hilda Ramos, Ana María Salinas,  María Amaya y Samantha Mendoza. ¡Gracias por participar en la trivia de los santos!

 

En la primera lectura  (1 Cor 7, 25-31) Pablo recuerda a las personas solteras una verdad fundamental y les dirige unas exhortaciones. La verdad es ésta: “el tiempo se acaba” (v.29). La expresión griega deberíamos traducirla así al pie de la letra: “El tiempo ha plegado las velas”, una imagen bastante expresiva y que alude al arte náutico. El pensamiento del apóstol parece ser este: sea cual sea el lapso de tiempo que discurra entre hoy y la parusía, es decir, el retorno glorioso del Señor, el mundo futuro está ya presente, en cualquier caso, en medio de nosotros gracias al poder del Señor; mediante la muerte y resurrección de Jesús, Dios ha inaugurado ya en nosotros y entre nosotros la novedad de su Reino. A esta luz, la vida célibe, elegida libre y alegremente por el Reino (cf. Mt 19,12), lejos de ser un desprecio por el matrimonio, constituye un signo escatológico que tiende a orientar nuestra espera y la ajena hacia la alegría última. Las exhortaciones son la consecuencia lógica de la verdad anunciada.

 

En primer lugar, es preciso vivir la espiritualidad del “como si” (vv.29-31): la linealidad del pensamiento paulino no necesita ulteriores comentarios. Viene, a continuación, la lógica de “lo que es mejor” (cf. 7,9: “Es mejor casarse que abrasarse”; 7, 38.40: “El que da a su hija en matrimonio hace bien, y el que no la da hará todavía mejor”). Está claro que Pablo pretende proponer a nuestra libertad aquello que, por su experiencia personal y por el amor que le une indisolublemente a Cristo, está convencido de que es mejor para desear y para llevar a cabo.

 

En segundo lugar -aunque sólo se trata de un consejo personal y no de un mandato recibido del Señor-, aconseja Pablo que cuando alguien acceda a la fe en Cristo continúe viviendo, como casado o como célibe-virgen consagrado/a, en la situación en la que se encontraba antes. Pero lo que más cuenta -y en esto se basa la enseñanza de Pablo tanto para los casados como para los célibes-vírgenes- es la conciencia de que todos hemos “sido comprados a buen precio” (7,23), como es obvio, por Cristo Jesús, mediante su muerte y resurrección. Es siempre el misterio pascual el que proyecta luz sobre nuestra vida. Por eso debemos vivir de acuerdo a una nueva vida y siendo libres de toda atadura que nos lleve a perder nuestra dignidad de Hijos amados de Dios.

 

¿Vives tu vida (matrimonial/soltería/consagrada) de acuerdo a lo que pide Dios?

¿Tienes a Jesús como el centro de toda tu vida y de tus relaciones con los demás?

¿En tu vida personal y pública pones a Dios en primer lugar?

 

Comienza aquí (Lc 6, 20-26)-y continúa hasta Lc 8,3- la llamada “pequeña inserción” de Lucas respecto a Marcos, que es su fuente. Lucas, a diferencia de Mateo, reduce las bienaventuranzas de ocho a cuatro, pero a las cuatro bienaventuranzas añade cuatro amenazas. Según la opinión de los estudiosos y expertos de las Sagradas Escrituras (exégetas), Lucas nos ofrece una versión de las palabras de Jesús más próxima a la verdad histórica, y eso tiene una particular relevancia. Con todo, bueno será recordar que la mediación de varios evangelistas a la hora de referir las enseñanzas de Jesús no traiciona la verdad del mensaje; al contrario, la centran y la releen para el bien de su comunidad porque han vivido y experimentado en la comunidad misma las enseñanzas de Jesús.

 

Tanto las ocho bienaventuranzas de Mateo como las cuatro de Lucas pueden ser reducidas a una sola: la bienaventuranza -esto es, la fortuna y la felicidad- de quien acoge la Palabra de Dios a través de la predicación de Jesús e intenta adecuar su vida a ella. El verdadero discípulo de Jesús es, al mismo tiempo, pobre, apacible, misericordioso, trabaja por la paz, es limpio de corazón, etc. Por el contrario, quien no acoge la novedad del Evangelio sólo merece amenazas, que, en boca de Jesús, corresponden a otras tantas profecías de tristeza e infidelidad. La versión lucana de las bienaventuranzas -amenazas se caracteriza asimismo por una contraposición entre el “ya” y el “todavía no”, entre el presente histórico y el futuro escatológico. Como es obvio, la comunidad para la que escribía Lucas tenía necesidad de que le recordaran que no sólo debía traducir su fe en actos de caridad evangélica, sino que también tenía que mantener viva la esperanza mediante la plena adhesión a la enseñanza, más radical, de las bienaventuranzas evangélicas.

 

¿Tu confianza está puesta en Dios o en los bienes de este mundo?

¿Buscas ser consolado por Dios y sus Palabras o por los demás y las palabras de otros?

 

Reto Trivia Vida de los Santos del mes de septiembre. #115

El santo de la trivia del día de hoy fue Papa de la Iglesia y su nombre significa: “fuerte como un cuerno”. Este Pontífice fue martirizado en la persecución del emperador Decio en el año 253.

Su Pontificado se vio amargado por la rebelión de un hereje llamado Novaciano que proclamaba que la Iglesia Católica no tenía poder para perdonar pecados y que por lo tanto el que alguna vez hubiera renegado de su fe, nunca más podía ser admitido en la Santa Iglesia.

El hereje afirmaba también que ciertos pecados como la fornicación e impureza y el adulterio, no podían ser perdonados jamás. El Papa Cornelio se le opuso y declaró que si un pecador se arrepiente en verdad y quiere empezar una vida nueva de conversión, la Santa Iglesia puede y debe perdonarle sus antiguas faltas y admitirlo otra vez entre los fieles. A nuestro santo de la trivia del día de hoy lo apoyaron San Cipriano desde África y todos los demás obispos de occidente.

El gobierno del perseguidor Decio lo desterró de Roma y a causa de los sufrimientos y malos tratos que recibió, murió en el destierro, como un mártir.

 

¡Lee la Biblia, confía en la misericordia de Dios y tu vida se transformará!

 

En Cristo y Santa María de Guadalupe

Padre Enrique García Elizalde

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s