Sábado XXII del Tiempo Ordinario – Fiesta de Natividad de la Santísima Virgen María

Evangelio según san Mateo 1, 1-16.18-23

Genealogía de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abraham: Abra¬¬ham engendró a Isaac, Isaac a Jacob, Jacob a Judá y a sus hermanos; Judá engendró de Tamar a Fares y a Zará; Fares a Esrom, Esrom a Aram, Aram a Aminadab, Aminadab a Naasón, Naasón a Salmón, Salmón engendró de Rajab a Booz, Booz engendró de Rut a Obed, Obed a Jesé, y Jesé al rey David.

 

David engendró de la mujer de Urías a Salomón, Salomón a Roboam, Roboam a Abiá, Abiá a Asaf, Asaf a Josafat, Josafat a Joram, Joram a Ozías, Ozías a Joatam, Joatam a Acaz, Acaz a Ezequías, Ezequías a Manasés, Manasés a Amón, Amón a Josías, Josías engendró a Jeconías y a sus hermanos durante el destierro en Babilonia.

 

Después del destierro en Babilonia, Jeconías engendró a Salatiel, Salatiel a Zorobabel, Zorobabel a Abiud, Abiud a Eliaquim, Eliaquim a Azor, Azor a Sadoc, Sadoc a Aquim, Aquim a Eliud, Eliud a Eleazar, Eleazar a Matán, Matán a Jacob, y Jacob engendró a José, el esposo de María, de la cual nació Jesús, llamado Cristo.

 

Cristo vino al mundo de la siguiente manera: Estando María, su madre, desposada con José, y antes de que vivieran juntos, sucedió que ella, por obra del Espíritu Santo, estaba esperando un hijo. José, su esposo, que era hombre justo, no queriendo ponerla en evidencia, pensó dejarla en secreto.

 

Mientras pensaba en estas cosas, un ángel del Señor le dijo en sueños: “José, hijo de David, no dudes en recibir en tu casa a María, tu esposa, porque ella ha concebido por obra del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo y tú le pondrás el nombre de Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados”.

 

Todo esto sucedió para que se cumpliera lo que había dicho el Señor por boca del profeta Isaías: He aquí que la virgen concebirá y dará a luz un hijo, a quien pondrán el nombre de Emmanuel, que quiere decir Dios-con-nosotros.

 

==============================

 

Reto Trivia Vida de los Santos del mes de septiembre, cada día publicaré la vida de un santo y deberás de enviar tus respuestas del mes correspondiente al correo electrónico penriquegarcia@gmail.com del 1º  al 5 de cada mes.  Los resultados se publicaran el día 10 de cada mes.  ¿Aceptas el Reto de la Trivia de la Vida de los Santos? Para el mes de septiembre la trivia de la vida de los santos del #104 al #133. ¡ESPERO SUS RESPUESTAS!

 

 

El día 8 de septiembre la Iglesia celebra el nacimiento de María, la Madre de Jesús.  Algunos pueden preguntar, ¿por qué celebramos el nacimiento de María? – el enfoque debe ser en su hijo, Jesús.  Hay sólo tres cumpleaños que la Iglesia celebra – Jesús, María y Juan el Bautista. Tanto María como Juan el Bautista nos dirigen hacia Jesús, por lo que sus nacimientos, palabras, acciones y toda su vida nos invitan a glorificar la majestad de Dios.

 

Creemos que Dios preparó el camino de la concepción de su Hijo Jesús (que se celebra el 25 de marzo en la Fiesta de la Anunciación) mediante la preparación de una mujer con pureza, sin pecado en María (su Inmaculada Concepción se celebra el 8 de diciembre). Así que 9 meses después de cada una de estas celebraciones, celebramos sus nacimientos (Jesús el 25 de diciembre y de María el 8 de septiembre).

 

Algunas personas tienen dificultad en creer que María fue concebida sin pecado. Pero, como sabemos, con Dios todo es posible. Para mí tiene mucho sentido que Dios quiso crear el tabernáculo perfecto para su Hijo Jesús y lo hizo preservando a María del pecado desde su concepción.

 

Así que mientras celebramos el nacimiento de María, la elegida por Dios para dar a luz a su Hijo unigénito, que podamos celebrar el amor de Dios por nosotros. Dios obra a través de los detalles íntimos de la vida para llegar a nosotros a través de María. A pesar de que María fue preservada sin pecado, ella tenía el libre albedrío. Ella pudo haber dicho “no” a la petición del Ángel Gabriel que ella diera a luz al Hijo de Dios. Pero ella dijo “sí” y nuestras vidas han cambiado para siempre.

 

María no sólo es la Madre de Jesús, pero también es nuestra madre. Desde la cruz Jesús dijo a Juan: “Juan, he ahí a tu madre.” Juan nos representa al pie de la cruz. Jesús no sólo quería que tuviéramos una madre terrenal, sino también que tuviéramos una madre celestial.

 

Ella intercede por nosotros a la diestra de su hijo.

 

¿Tienes una relación con María?

¿Crees que ella nos señala hacia su Hijo, Jesús?

 

María, ruega por nosotros para que podamos ser santos. Intercede por nosotros para que podamos seguir la voluntad de Dios así como tú.

 

Reto Trivia Vida de los Santos del mes de septiembre. #111

 

Había nacido, según una tradición, en Melún, o, según otra, en Chartres -actualmente Arpajón-. Fue un franco que pasó 14 años de ermitaño en Melún, pero eran tantos los que iban a buscar consejo y consuelo que se sintió molesto de tantos visitantes y decidió peregrinar al santuario de San Valentín de Kains cerca de Merrano, que fue su retiro preferido y lugar que eligió para su sepultura.

 

Peregrino a Roma dos veces. Durante su peregrinación se produjeron hechos milagrosos que entraron en la leyenda: salvó al ladrón Adalberto, en el Tiról, el oso que mató a su caballo se convirtió asimismo en corcel. En Roma el papa san Gregorio II lo ordenó obispo itinerante y lo mando a evangelizar Baviera. Estableció su residencia en Freising o Frisia en Baviera de donde fue su primer obispo, se le atribuye la fundación en su diócesis del convento de Weihenstephan.

 

Aribo, su biógrafo, nos dice que san Corbiniano era un hombre de carácter violento, que se inflamaba con rapidez y, como un ejemplo, cita la ocasión en que cabalgaba por las calles de Freising y se cruzó con una mujer que tenía fama de ejercer la magia negra y llevaba un gran paquete de carne fresca; el obispo preguntó qué iba a hacer, y se le dijo que trataría de curar a un enfermo con sus artes. Corbiniano saltó del caballo, alcanzó a la mujer, le propinó una soberana paliza y distribuyó la carne entre los pobres.

 

Sus últimos tiempos fueron muy penosos por las persecuciones del duque Grimoaldo, porque nuestro santo había condenado su matrimonio incestuoso con la viuda de su hermano Pilodrudis. San Corbiniano descubrió que su protector, el duque Grimoaldo, no obstante proclamarse cristiano, había quebrantado las leyes de la disciplina de la Iglesia, al casarse con la viuda de su hermano, la hermosa Biltrudis. El santo obispo rompió absolutamente todas sus relaciones con el duque, hasta que consiguió la separación de los cónyuges. Pero Biltrudis no se lo perdonó y, desde aquel momento, lanzó contra el obispo, sin reparar en medios, una implacable persecución, con la esperanza de volver al lado del duque. La persecución comenzó con una campaña de acusaciones falsas (como la de extranjero pernicioso, espía, entrometido obispo inglés), destinadas a desacreditar al santo, y culminó con una conspiración en toda forma para asesinarlo. Corbiniano se refugió en Meran y ahí permaneció como desterrado voluntario en señal de protesta, hasta que el duque Grimoaldo (quien había vuelto a unirse a Biltrudis) fue muerto en una batalla y la dama fue raptada por los francos. El sucesor de Grimoaldo protegió efectivamente al obispo, quien pudo continuar, con éxito, su trabajo misionero en toda Baviera.

 

¡Lee la Biblia, confía en la misericordia de Dios y tu vida se transformará!

 

En Cristo y Santa María de Guadalupe

 

Padre Enrique García Elizalde

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s