Miércoles XXII del Tiempo Ordinario (5-septiembre-2018)

Evangelio según san Lucas 4, 38 – 44

En aquel tiempo, Jesús salió de la sinagoga y entró en la casa de Simón. La suegra de Simón estaba con fiebre muy alta y le pidieron a Jesús que hiciera algo por ella. Jesús, de pie junto a ella, mandó con energía a la fiebre, y la fiebre desapareció. Ella se levantó enseguida y se puso a servirles.

 

Al meterse el sol, todos los que tenían enfermos se los llevaron a Jesús y él, imponiendo las manos sobre cada uno, los fue curando de sus enfermedades. De muchos de ellos salían también demonios que gritaban: “¡Tú eres el Hijo de Dios!” Pero él les ordenaba enérgicamente que se callaran, porque sabían que él era el Mesías.

 

Al día siguiente se fue a un lugar solitario y la gente lo andaba buscando. Cuando lo encontraron, quisieron retenerlo, para que no se alejara de ellos; pero él les dijo: “También tengo que anunciarles el Reino de Dios a las otras ciudades, pues para eso he sido enviado”. Y se fue a predicar en las sinagogas de Judea.

 

==============================

Reto Trivia Vida de los Santos del mes de septiembre, cada día publicaré la vida de un santo y deberás de enviar tus respuestas del mes correspondiente al correo electrónico penriquegarcia@gmail.com del 1º  al 5 de cada mes.  Los resultados se publicaran el día 10 de cada mes.  ¿Aceptas el Reto de la Trivia de la Vida de los Santos? Para el mes de septiembre la trivia de la vida de los santos del #104 al #133. ¡ESPERO SUS RESPUESTAS!

 

Pablo se dirige a los corintios (1 Cor 3, 1-9) y a cada uno de nosotros, él está preocupado de que están tan enfocados en las cosas de este mundo (“ustedes siguen siendo de la carne”). Él quiere hablar con ellos acerca de las cosas espirituales, acerca de Jesús, acerca de la salvación, acerca del verdadero significado de la vida, pero ellos no están preparados para ello.

 

Entre los primeros cristianos de Corinto hay “celos y rivalidad” y no son capaces de unirse para un solo propósito, se pelean entre sí dando un mal testimonio. En lugar de ser verdaderos seguidores de Jesús, ellos se enfocaron más en seguir a Apolo, o Pablo. Estaban siguiendo a los hombres que les llevaron las buenas nuevas de Jesucristo. Pablo estaba tratando de mantenerlos enfocados en Jesús y no en el mensajero. Apliquemos esto a nosotros:

 

¿Estoy viviendo según la carne o el Espíritu? ¿Pongo mi fe y confianza en un sacerdote o predicador por su carisma o poderosa manera de hablar o en Jesús? ¿Voy a la iglesia por un sacerdote u obispo, o voy para escuchar la palabra de Dios y recibir la Eucaristía? Mantengamos nuestra mirada en Cristo. ¿Mi confianza y mi fe están en otro ser humano, o en Dios?

 

Esperamos que nuestros sacerdotes sean perfectos y sobrehumanos, pero somos seres humanos. Algunas personas se van de la Iglesia cuando un sacerdote hace o dice algo mal. Recuerda que Jesús es a quien estamos siguiendo, y que la Iglesia es Su esposa y estamos llamados a ser parte de ella.

 

Esta página evangélica presenta dos momentos muy distintos: por un lado, la curación de la suegra de Simón en el marco de otras curaciones (vv. 38ss y 40ss); por otro, la autoconciencia de Jesús sobre su misión evangelizadora (v. 43). En cuanto al primer momento es oportuno poner de relieve que la curación habilita para el servicio: por lo general, al evangelista san Lucas le gusta sacar a la luz este binomio. Es también obligado explicitar el hecho de que las curaciones de los enfermos, en cuanto liberación del demonio, se convierten en ocasión de auténticas profesiones de fe cristológicas (véase aquí en el v. 41: “¡Tú eres el Hijo de Dios!”, y también en el fragmento precedente en el v. 34: “«¡Ah! ¿Qué tenemos nosotros contigo, Jesús de Nazaret? ¿Has venido a destruirnos? Sé quién eres tú: el Santo de Dios.»”). Es importante conocer a Jesús, que aunque los demonios saben quién es Él, pero lo más importante es hacer la voluntad del Padre, “No todo el que me dice: “Señor, Señor”, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre” (Mt 7, 21).

¿Cómo vas a poner en práctica la Palabra de Dios hoy? ¿Cuál será la voluntad de Dios en tu vida?

En la segunda parte del fragmento evangélico, Lucas se convierte en testigo e intérprete de dos acontecimientos fundamentales: el hecho de la evangelización, como característica esencial del cristianismo, y la conciencia mesiánica de Jesús, que explota sobre todo en la necesidad que tienen de anunciar el Reino de Dios. Jesús siente una necesidad de anunciar la Buena Nueva porque para eso fue enviado y no puede sustraerse de este deber, porque ésa es su misión “pues para eso he sido enviado” (Lc 4, 43; y Lc 10, 16).

 

Todos tenemos una misión que Dios nos ha dado en la vida y solamente la podemos cumplirla cuando tenemos un encuentro personal con Jesús,  que es Él único que nos puede liberar de nuestros males (enfermedades, pecados, culpas, tristezas, depresiones, etc.), y lo hagamos el Señor de nuestra vida sirviendo a los demás con amor (Fe y Obras).

Reto Trivia Vida de los Santos del mes de septiembre. #108

 

El santo de nuestra trivia del día de hoy nació en Venecia en 1381, y desde niño abrigó el deseo de ser santo. Cuando tenía diecinueve años sintió el llamado de Dios para consagrarse de manera especial a su servicio, y por revelación divina se entregó enteramente a la búsqueda de la ciencia y el amor de Dios. La fuerza de su resolución para seguir el tortuoso camino de la cruz quedó demostrada en la rigurosa severidad con que trataba a su cuerpo y la constante dedicación de su mente a los asuntos de la religión.

 

En 1406, el santo recibió la ordenación sacerdotal. El fruto de su espíritu de plegaria y penitencia fue el conocimiento profundo de las cosas espirituales y los caminos interiores de la virtud, así como una gran destreza y una enorme prudencia en la dirección de las almas. Poco después de su ordenación fue nombrado preboste de San Jorge y, para instruir a sus discípulos, sólo trataba de inculcarles la más sincera humildad.

 

En 1433, el Papa Eugenio IV nombró arzobispo de Castello, una diócesis que incluía parte de Venecia. Lo mismo como religioso que como prelado, fue admirable su piedad sincera hacia Dios y la grandeza de su caridad hacia los pobres. Él dejó algunos escritos ascéticos muy valiosos; tenía setenta y cuatro años cuando escribió su último trabajo, titulado “Los Grados de Perfección”.

 

Falleció el 8 de enero de 1455, pero su fiesta se celebra el 5 de septiembre, día en el que recibió su consagración episcopal. Fue canonizado en 1690.

 

¡Lee la Biblia, confía en la misericordia de Dios y tu vida se transformará!

 

En Cristo y Santa María de Guadalupe

 

Padre Enrique García Elizalde

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s