Viernes XXI del Tiempo Ordinario

Evangelio según san Mateo 25, 1 – 13

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos esta parábola: “El Reino de los cielos es semejante a diez jóvenes, que tomando sus lámparas, salieron al encuentro del esposo. Cinco de ellas eran descuidadas y cinco, previsoras. Las descuidadas llevaron sus lámparas, pero no llevaron aceite para llenarlas de nuevo; las previsoras, en cambio, llevaron cada una un frasco de aceite junto con su lámpara. Como el esposo tardaba, les entró sueño a todas y se durmieron.

 

A medianoche se oyó un grito: ‘¡Ya viene el esposo! ¡Salgan a su encuentro!’ Se levantaron entonces todas aquellas jóvenes y se pusieron a preparar sus lámparas, y las descuidadas dijeron a las previsoras: ‘Dennos un poco de su aceite, porque nuestras lámparas se están apagando’. Las previsoras les contestaron: ‘No, porque no va a alcanzar para ustedes y para nosotras. Vayan mejor a donde lo venden y cómprenlo’.

 

Mientras aquéllas iban a comprarlo, llegó el esposo, y las que estaban listas entraron con él al banquete de bodas y se cerró la puerta. Más tarde llegaron las otras jóvenes y dijeron: ‘Señor, señor, ábrenos’. Pero él les respondió: ‘Yo les aseguro que no las conozco’.

 

Estén pues, preparados, porque no saben ni el día ni la hora”.

 

============================

 

Reto Trivia Vida de los Santos del mes de agosto, cada día publicaré la vida de un santo y deberás de enviar tus respuestas del mes correspondiente al correo electrónico penriquegarcia@gmail.com del 1º  al 5 de cada mes.  Los resultados se publicaran el día 10 de cada mes.  ¿Aceptas el Reto de la Trivia de la Vida de los Santos? Para el mes de agosto la trivia de la vida de los santos del #73 al #103. ¡ESPERO SUS RESPUESTAS!

 

La parábola de hoy pone de relieve los mismos temas tratados en la anterior: el momento desconocido del retorno del Señor y la necesidad de vigilar y estar preparados. En vez del amo se espera aquí al esposo; en lugar del siervo fiel y el siervo malvado se habla aquí de cinco vírgenes sensatas y cinco necias. Parece incomprensible la reacción extremadamente severa y desproporcionada del esposo, la actitud poco caritativa de las vírgenes sensatas, etc. Sin embargo, el significado es claro, sobre todo si leemos esta parábola en el contexto de la comunidad primitiva en la que vivía Mateo, la fe es un regalo que debemos cuidar, proteger y acrecentar para alcanzar la salvación, en donde ambas (fe y salvación) son personales.

 

Toda la Iglesia espera expectante la venida del Señor, invocando con insistencia: “Maraná tha: ven, Señor”, pero es de necios no tener en cuenta que éste puede ‘retrasarse’. Cuando en el corazón de la noche se alza el grito: “Ya está ahí el esposo, salid a su encuentro” (v. 6), los cristianos tienen que encontrarse preparados, no con las manos vacías, sino con su lámpara alimentada con el aceite de la fe y las buenas obras realizadas con amor día tras día para entrar al banquete con su Señor (la salvación).

 

No basta con el simple hecho de ser creyentes para salvarse o ser bautizado o ir a Misa. “No todo el que me dice: ¡Señor, Señor! entrará en el Reino de los Cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre, que está en los cielos” (Mt 7,21). Ojala y no nos pase lo que les sucedió a las vírgenes necias cuando llamaron a la puerta y gritaron: “Señor, Señor ábrenos” (v.11), ellas recibieron la terrible respuesta: “les aseguro que no las conozco” (v.12). Por eso debemos preparar nuestras lámparas y llenarlas con fe (Piedad), estudiando las Sagradas Escrituras y las enseñanzas de Jesús, y con buenas obras (acción apostólica) para tener una vida de colores (llena de gracia y bendiciones).

 

¿Cómo estás preparando tu corazón para la venida del Señor?

 

La invitación de Jesús es clara: “Estén, pues, preparados, porque no saben ni el día ni la hora” (Mt 25,13). Vemos en esta parábola en particular que Cristo admite que hay una especie de sueño que nos envuelve a todos. Pero la diferencia entre unas y otras doncellas no está en que unas durmieron y otras no, sino cómo se dispusieron para la hora del banquete, es decir: cómo prepararon su despertar (la venida del novio).

 

Unas simplemente no prepararon su despertar: el cansancio, el hastío o la oscuridad de la noche les ganaron y ellas pasivamente se entregaron al sueño sin pensar qué podría suceder después. Las otras en cambio, aunque sintieran que la noche les podía vencer, hicieron acopio de aceite, de modo que al despertar pudieran contar con algo para vencer a la noche. Se trata de un asunto de conciencia y preparación: unas fueron conscientes de que podían dormirse, y tomaron medidas al respecto; otras sencillamente fueron descuidadas.

 

¿Cómo estas preparándote para la venida del Señor?

¿Eres descuidado(a) en las cosas más importantes para tu salvación?

 

Reto Trivia Vida de los Santos del mes de agosto. #103

 

El santo de la trivia del día de hoy fue religioso y Cardenal, Patrón de las embarazadas y parturientas. Nació de familia noble en Portell, cerca de Barcelona, España, en el año 1200. Recibió el sobrenombre de Non Natus (no nacido), porque su madre murió en el parto antes de que el niño viese la luz.

 

Con el permiso de su padre, el Santo ingresó en la Orden de los Mercedarios que acababa de fundarse. Progresó tan rápidamente en virtud, que dos o tres años después de profesar, sucedió al fundador, San Pedro Nolasco, en el cargo de “redentor o rescatador de cautivos”.

 

El santo de la trivia del día de hoy enviado al norte de África con una suma considerable de dinero rescató en Argel a numerosos esclavos. Cuando se le acabó el dinero, se ofreció como rehén por la libertad de ciertos prisioneros, cuya situación era desesperada y cuya fe se hallaba en grave peligro. Lo trataron con terrible crueldad. Sin embargo, el magistrado principal, temiendo que si el Santo moría no se pudiese obtener la suma estipulada por la libertad de los prisioneros a los que representaba, dio orden de que se le tratase más humanamente. Con ello, el Santo pudo salir a la calle, lo que aprovechó para confortar y alentar a los cristianos, y hasta llegó a convertir y bautizar a algunos mahometanos.

 

Al saberlo, el gobernador lo condenó a morir empalado, pero quienes estaban interesados en cobrar la suma del rescate, consiguieron que se le conmutase la pena de muerte por la de flagelación.

 

El santo de la trivia del día de hoy  no perdió por ello el valor, sino que prosiguió la tarea de auxiliar a cuantos se hallaban en peligro, sin dejar escapar la menor ocasión de ayudarlos.

 

El Santo encaró dos grandes dificultades. No tenía ya un sólo centavo para rescatar cautivos, y predicar el cristianismo a los musulmanes equivalía a la pena de muerte. Pero nada lo detuvo ante el llamado del Señor. Consciente del martirio inminente, volvió a instruir y exhortar tanto a los cristianos como a los infieles. El gobernador, enfurecido ante tal audacia, ordenó que se le azotase en todas las esquinas de la ciudad y que se le perforasen los labios con un hierro candente.

 

Mandó ponerle en la boca un candado, cuya llave guardaba él mismo y sólo la daba al carcelero a la hora de las comidas. En esa angustiosa situación pasó nuestro santo de la trivia del día de hoy ocho meses, hasta que San Pedro Nolasco pudo finalmente enviar algunos miembros de su Orden a rescatarlo.

 

Él hubiera querido quedarse para asistir a los esclavos en África. Sin embargo, obedeció la orden de su Superior y pidió a Dios que aceptase sus lágrimas, ya que no le había considerado digno de derramar su sangre por las almas de sus prójimos.

 

A su vuelta a España en 1239, fue nombrado Cardenal por Gregorio IX, pero permaneció tan indiferente a ese honor que no había buscado, que no cambió ni sus vestidos, ni su pobre celda del Convento de Barcelona, ni su manera de vivir.

 

El Papa lo llamó más tarde a Roma y éste obedeció, pero emprendió el viaje como el religioso más humilde. Dios dispuso que sólo llegase hasta Cardona, a unos diez kilómetros de Barcelona, donde lo sorprendió una violenta fiebre que lo llevó a la tumba. Murió a los treinta y seis años, el 31 de agosto de 1240. Cardona pronto se transformó en meta de peregrinaciones. Fue sepultado en la Capilla de San Nicolas de Portell. El Papa Alejandro VII lo incluyó en el Martirologio Romano en 1657.

 

Nuestro santo de la trivia del último día del mes de agosto es el Patrono de las parturientas y las parteras, debido a las circunstancias de su nacimiento.

 

¡Lee la Biblia, confía en la misericordia de Dios y tu vida se transformará!

 

En Cristo y Santa María de Guadalupe

Padre Enrique Garcia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s