Martes de la XVII semana del Tiempo Ordinario – Memoria de San Ignacio de Loyola, presbítero

Evangelio según san Mateo 13, 36-43

En aquel tiempo, Jesús despidió a la multitud y se fue a su casa. Entonces se le acercaron sus discípulos y le dijeron: “Explícanos la parábola de la cizaña sembrada en el campo”.

Jesús les contestó: “El sembrador de la buena semilla es el Hijo del hombre; el campo es el mundo; la buena semilla son los ciudadanos del Reino; la cizaña son los partidarios del demonio; el enemigo que la siembra es el demonio; el tiempo de la cosecha es el fin del mundo, y los segadores son los ángeles.

Y así como recogen la cizaña y la queman en el fuego, así sucederá al fin del mundo: el Hijo del hombre enviará a sus ángeles para que arranquen de su Reino a todos los que inducen a otros al pecado y a todos los malvados, y los arrojen en el horno encendido. Allí será el llanto y la desesperación. Entonces los justos brillarán como el sol en el Reino de su Padre. El que tenga oídos, que oiga”.

============================

 

 

Reto Trivia Vida de los Santos del mes de julio, cada día publicaré la vida de un santo y deberás de enviar tus respuestas del mes correspondiente al correo electrónico penriquegarcia@gmail.com del 1º al 5 de cada mes.  Los resultados se publicaran el día 10 de cada mes.  ¿Aceptas el Reto de la Trivia de la Vida de los Santos? Para el mes de julio la trivia de la vida de los santos del #43 al #72. ¡ESPERO SUS RESPUESTAS!

 

Unámonos en oración por la Iglesia católica perseguida en Nicaragua y por nuestros hermanos de la Iglesia Ortodoxa en comunión con el Papa, que en Atenas están sufriendo persecución y son asesinados, para que estos mártires sean semilla de Cristianos y Santidad en nuestra Iglesia.

 

La Biblia es tan completa que nos enseña no sólo cómo sucede la desgracia entre las desgracias, que es el hecho de pecar, sino también cómo el amor de Dios va haciendo su obra sacándonos de la desgracia e introduciéndonos en la gracia. El comienzo de esa obra se llama arrepentimiento. Jeremías, el que es llamado “profeta de desgracias,” es también en este sentido el gran profeta que apunta hacia la gracia. Su palabra es tan vigorosa en mostrar la seriedad del pecado humano como la seriedad del amor divino, que no es más terco el hombre en pecar que Dios en perdonar. Por eso hoy el profeta nos enseña a orar, juntando la humildad con la confianza, y la verdad de la miseria que es tan propia nuestra con la verdad de la misericordia que es tan propia de nuestro Dios. Importante también en este sentido cómo la conversión es un acto de afirmación de la soberanía de Dios. Más importante que proclamar cuán poco somos es el anunciar que él es el único y verdadero, y que todas nuestras búsquedas idolátricas son mentira y falsedad. Lo central del arrepentimiento entonces es el amor que restaura en su lugar único al Dios que merece toda la gloria.

 

El evangelio, por su parte, nos ofrece una visión del día final. Con los símbolos propios de la apocalíptica de su tiempo, Jesús nos habla de una gran “cosecha” en que el fruto verdadero (trigo) es por fin puesto aparte de lo que parecía trigo sin serlo (cizaña). El juicio es el tiempo de la verdad; es lo primero que hemos de saber y recordar. Es interesante notar quiénes son los condenados: son los agentes de iniquidad (los malvados, cosa que podíamos imaginar), y son también los que ponen tropiezos o son tropiezo para los otros (los que causan “escándalo”, según la palabra tradicional). Esto nos enseña que es por lo menos tan grave ocultar el bien como hacer el mal. Podemos preguntarnos por ese fuego eterno, que para muchos es como un obstáculo para admitir que Dios existe, o por lo menos que un Dios bueno existe. Al respecto, notemos que tal fuego es evidentemente una manera de describir lo que padecerán los condenados. Y dentro de esa lógica del texto notemos también que tal fuego no aparece alimentado por nada distinto de los mismos condenados, es decir, la cizaña misma. Es su misma condición, es su propia opción la que marca ese lugar como lugar de condenación. Infierno es cerrarse perpetua y obstinadamente al amor. Luego es muy fácil vencer al infierno y librarse de él: basta con abrirse al amor que Dios ofrece y creer en su oferta de gracia que nos salva.

 

 

Reto Trivia Vida de los Santos del mes de julio. #72

En 1534, a los 43 años de edad, obtuvo el título de maestro en artes de la Universidad de París. Por aquella época se unieron a el otros tres estudiantes de teología: Pedro Fabro, Francisco Javier, Laínez y Salmerón, que brillaban mucho en los estudios, Simón Rodriguez y Nicolás Bobadilla. Ellos hicieron votos de castidad, pobreza y de predicar el Evangelio a Palestina. Si esto último resultaba imposible, se ofrecerían al Papa para que los emplease en el servicio de Dios, cómo y dónde mejor lo juzgase. La ceremonia tuvo lugar en una capilla de Montmartre, donde todos recibieron la comunión de manos de Pedro Fabro, quien acababa de ordenarse sacerdote. Era el día de la Asunción de la Virgen en 1534.

También resolvieron, que si alguien les preguntaba el nombre de su asociación, responderían que pertenecían a la Compañía de Jesús, porque estaban dispuestos a luchar contra el error y el vicio bajo el estandarte de Cristo.

Así pusieron de manifiesto su espiritualidad militante. Paulo III aprobó la Compañía de Jesús por una bula emitida el 27 de septiembre de 1540. El santo fue elegido primer general de la nueva orden, y algunos días más tarde, todos los miembros hicieron los votos en la Basílica de San Pablo Extramuros. La actividad de la Compañía de Jesús en Inglaterra es un buen ejemplo del importantísimo papel que desempeñó en la Contrarreforma. Ese movimiento tenía el doble fin de dar nuevo vigor a la vida de la Iglesia y de oponerse al protestantismo. La Compañía de Jesús era exactamente lo que se necesitaba en el siglo XVI para contrarrestar la Reforma.

La revolución y el desorden eran las características de la Reforma. La Compañía tenía como cualidades, la obediencia y la más sólida cohesión. Se puede afirmar sin pecar contra la verdad histórica, que los jesuitas atacaron, rechazaron y derrotaron la revolución de Lutero. Con su predicación y dirección espiritual, reconquistaron a las almas, porque predicaban sólo a Cristo, a Cristo crucificado.

Una de las obras más fecundas de este santo, fue el libro de los “Ejercicios Espirituales”. Empezó a escribirlo en Manresa y lo publicó en Roma en 1548, con la aprobación del Papa. Los Ejercicios cuadran con la tradición de santidad de la Iglesia. Lo nuevo en el libro del santo es el orden y el sistema de las meditaciones. Si bien las reglas y consejos que da el Santo en su obra, se hallan diseminados en las obras de los Padres de la Iglesia, el santo tuvo el mérito de ordenarlos metódicamente y formularlos con perfecta claridad.

El fin específico de los Ejercicios, es llevar al hombre a un estado de serenidad y despego terrenal, para que pueda elegir sin dejarse llevar por el placer o la repugnancia. De manera que el principio que guía la elección, es únicamente considerar lo que más conduce a la gloria de Dios y a la perfección del alma.

Como lo dijo Pío XI, el método de este santo para orar, “guía al hombre por el camino de la propia abnegación y del dominio de los malos hábitos, a las más altas cumbres de la contemplación y el amor divino”. Durante los 15 años que duró el gobierno de este santo, la orden aumentó de diez a mil miembros, y se extendió en nueve países europeos, en la India y en Brasil.

Murió súbitamente el 31 de julio de 1556, sin haber tenido siquiera tiempo de recibir los últimos sacramentos. Fue canonizado en 1622, y Pío XI lo proclamó Patrono de los ejercicios espirituales y retiros.

 

 

¡Lee la Biblia, confía en la misericordia de Dios y tu vida se transformará!

 

En Cristo y Santa María de Guadalupe

 

Padre Enrique García Elizalde

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s